Crónica Festival Veinticuatrosiete (CPV)

Nuestro amigo JPelirrojo nos cuenta como fue la vuelta de CPV:

Me desperté a las 9.30am. Fue mientras desayunaba y echaba un vistazo a mi correo y demás, cuando me di cuenta de que era el día del regreso de CPV. Día en el que me aguardaba una acreditación para verles esa misma tarde en directo, así pues, hice lo que cualquier mente en su sano juicio habría hecho: Volverme a la cama a dormir. ¡Tenía que estar bien descansado para un acontecimiento como ese!

Fue sobre las 16.00 cuando volví por fin al mundo de los vivos. Me enganché a Internet para mirar como llegar hasta el concierto en cuestión. Y tenía que ir a… Pinto. A tomar por culo. Miro metro. Imposible. Miro renfe. Posible pero una caminata importante, hora y media de trayecto desde donde vivo y nadie me podía segurar que hubiese trenes para volver. ¿Solución? Recordar que tienes novia con coche y convencerla de que es un acontecimiento histórico dentro del rap que algún día podrá contar a sus nietos. Afortunadamente parece que cuela. Ducha, google maps para trazar ruta y corriendo para el festival.

Llegamos no muy tarde teniendo en cuenta que abrían puertas a las 18.00am. Nada más llegar hay señal de aparcamiento para los conciertos. Gratis y había mil sitios aun para elegir. Vamos bien. Compramos entrada para mi chica y me acredito en puerta. Estoy en la lista. Sin problemas me dan pase de prensa. Seguimos bien. Me dice el chico mientras paso que si entro ya no puedo salir, justo cuando me doy cuenta que es al aire libre, hace mucho sol, no hay sitio para resguardarse de él más que el cuarto de baño… Y yo soy alérgico al sol. Bravo.

Pachamama crew

Las gradas casi vacías y unas setenta y cinco personas aglomeradas cerca del escenario apoyaban al colectivo Pacha mama mientras estos intentaban defender su directo ante los problemas de sonido que estaban teniendo. Mientras busco y consigo hacerme con un hueco de sombra en el que me puedo esconder si me quedo en una postura incómoda, escucho las acapelas de Pacha mama, que más tarde repetirían con música una vez arreglados los problemas técnicos. Había poco público pero respondía muy bien. Fueron seguidos por Krazé que se subió con varios coristas. Por desgracia disfrutaron del mismo público: pocos cerca del escenario, pocos por las gradas, bastantes intentando hacerse con bebidas en la única barra que había y casi todos fuera del recinto, divididos en pequeños grupos, bebiendo y ajenos a lo que pasaba dentro del auditorio. Yo por mi parte intentaba prestar atención, desde el fondo de las gradas, a la vez que seguía intentando esconderme del sol.

En cuanto el sol se puso pude enseguida cambiar de sitio para encontrar un mejor ángulo desde donde ver el concierto. Las luces del escenario (que habían estado encendidas todo el rato) empezaron a poder verse. Mientras yo cambiaba de sitio llegaron Shuga y Loren con su Banda Ancha. He de decir que no les veía en directo desde la época de Magnatiz… Y me dejaron bastante impresionados. Hicieron un concierto realmente bueno, en el que he de destacar la canción a dúo de Loren con un saxo alto. No pude quedarme con el nombre del saxofonista, pero sinceramente, cada vez que aparecía, lo partía. Gran acierto el contar con él. También destacar el dúo del saxofonista junto al Dj, en el que demostraron que no solo los MCs que había en el escenario tenían talento. Un buen trabajo en colectivo. Por desgracia todavía no había entrado toda la gente que finalmente vendría, pero sí es cierto que ya pudieron disfrutar de bastante más público y que este se volcó con ellos.

Para el siguiente concierto aparecieron una batería y unos teclados, así como una guitarra y un bajo. Aparecieron cuatro músicos y empezaron a tocar los instrumentos. Llegado ese momento me costaba recordar el cartel del festival y me entró una gran incertidumbre por descubrir quien usaba instrumentos reales a la hora de llevar su música a directo. Sin duda el estilo musical era reggae, pero… ¿Quién? Y entonces sonó esa voz tan característica que resolvió todas mis dudas: Morodo. Cierto es que, aun sin corista, hizo un gran directo. Cierto es que derepente el público se multiplicó y que todos coreaban las canciones, llegando al punto en algunos temas, de que casi cantaba más el público que el propio Morodo.

Por mi parte he de admitir que me costó un poco disfrutar del concierto debido a que no desaparecía de mi cabeza el conflicto rastafaris vs gays. Al resto del público pareció no importarles nada, pues no solo llegaban cada vez más, si no que en un determinado momento decenas de personas empezaron a saltar las pequeñas vayas del auditorio colándose en el concierto. Con solo dos vigilantes controlando esa zona, fue realmente fácil colarse para muchos, pues solo podían detener a dos frentes y se crearon muchos más. La gente intentaba colarse en pequeños grupos divididos y cuando lo intentaban siete grupos distintos, los vigilantes solo podían parar a dos. Llego un momento en el que los vigilantes, derrotados, se quedaron vigilando exclusivamente las puertas traseras y se conformaron con intentar disuadir verbalmente a los que saltaban las vayas, para que no lo hicieran. Sinceramente, acabé interesándome más por esta divertida batalla que por el propio concierto, pero repito que al resto del público, pareció encantarle el directo. Para la última canción invitó a Donpa a subirse al escenario. Esto dio un poco más de variedad a apartado vocal. En mi opinión debería haberle sacado antes y haber contado con algún otro más para hacer el espectáculo más ameno, pero claro, no es más que mi humilde opinión.

Y llegó el momento. Jota Mayúscula se subió al escenario y empezó a interactuar con el público a la vez que iba pinchando distintos temas. Todos se arrimaron al escenario hasta tal punto que no quedaba hueco para nadie más. Los demás tuvieron que conformarse con un lugar en las gradas. Si bien es cierto que no había tanta gente como para llenar el gallinero y las gradas a la vez, sí es cierto que daba la sensación de que todo el mundo estaba lo más cerca que podía del escenario… Y desde luego había muchas personas. Algo que hacía años que no veía en un concierto de rap, por cierto. Y de repente empezó a sonar “Directo, directo, directo desde el rimadero, el malo, el grande, el fiero (…)” y todos nos volvimos locos. La enlazaron como era de esperar con “Sanchez” subiendo la adrenalina de los ahí presentes que coreaban y saltaban sin parar. Y continuaron con clásico tras clásico. La verdad es que se sentía la magia en el ambiente y en todo momento estuvieron a la altura de su nombre demostrando sus tablas sobre el escenario. Seguro que alguno estaba como yo, esperando ver algún fallo por mínimo que fuese, que demostrase que llevaban diez años fuera de combate… Pero no fue así. Al menos, si hubo fallo, yo no lo vi. Lo único negativo que podría decir, y por decir algo, es que donde parecía que todos estaban al 110%, parecía que Kamikaze estaba solo al 90%. No obstante el Meswy supo ponerse al 120% y cubrir así la energía que pudiese faltar. No contentos con tener tantos clásicos encima del escenario, decidieron contar con la repentina aparición de otro.

A mitad de concierto desaparecieron los poetas del escenario para dar paso a un rápido pero siempre impresionante (especialmente por su técnica a pesar del viento que hacía) Suso 33. Oh sí. Mostró su talento y el público enloqueció. Después volvieron CPV cargados con más y más clásicos, destacando la repentina desaparición de Meswy. Todos le oíamos pero ninguno le veía. Sus compañeros ponían caras y hacían gestos como diciendo “¿Y este donde está?”. Y fue el grito de un fan el que desveló su ubicación. En las gradas, detrás del público, estaba Meswy dándolo todo. Al estar accesible rápidamente todos se aglomeraron a su alrededor coreándole y vitoreándole por ese puntazo que se acababa de marcar. Curiosamente, no solo no se lo comieron (temí por él cuando todos salieron corriendo en trompa a por él) si no que supo no ahogarse ni perder el ritmo entre toda la multitud. Desde luego demostró seguir en forma. Todos y cada uno de ellos hicieron brillar el escenario a pesar de ir todos vestidos de negro. En mi opinión cantaron demasiado pronto la de “Grandes Planes”, pero claro, es mi preferida y entiendo que no tenga que ser la de todos… Yo habría cerrado con ella. Momento perfecto e histórico cuando al final del concierto se juntaron todos al borde del escenario cual compañía de teatro. Mágico. Quizá no pueda ser objetivo pero oye, son CPV ¿Quién podría?

Y como todo lo bueno, el concierto acabó. Algunos se fueron directos para casa y otros se quedaron a disfrutar de las fiestas de Pinto, que allí estaban los coches de choque, sus puestecillos con patatas fritas y demás cosas típicas de las fiestas de cualquier sitio. Yo por mi parte me monté en “La Carcel” con mi chica, que teníamos ganas. Y bueno, lo que paso a partir de ahí ya es algo que me guardaré para mí, por que probablemente a nadie más le interese. Lo dicho, una noche mágica y si alguien dice lo contrario, quizá se equivoco de concierto. ¡CPV ha vuelto!

JPelirrojo

Descargar fotos del festival

Atención: Proximamente una nueva sección de turismo hip hop, viaje a las raices de este estilo musical.

18 pensamientos sobre “Crónica Festival Veinticuatrosiete (CPV)

  1. Otro Prisma

    Wow! Me alegra leer sobre el evento. Tanto hablar de la peña antes de él, y tan callada que está la peña desde que fué. Aún no había podido informarme de qué tal fue.

    Me parece de vergüenza que solo hubieran 2 seguratas, podría haber pasado mucho más allí y no hubiesen tenido ayuda.

  2. NVLC's

    Me alegro de que estuvieran a la altura y de que disfrutárais los que asistísteis, ahora a esperar en qué termina o cómo continua la historia.

    PD: Se escribe “Ameno” no “a meno”

    PD: Mi novia también tiene coche xDDD

    PD2: Otro Prisma vete a jugar al WoW.

  3. Espin

    Jo que bien, haber si hacen algo cerca de mi tierra, ya lo demostró el Swy en el CU que en sus conciertos pone el 120 %

  4. Otro Prisma

    JPelirrojo, hombre esperaba que para otros asuntos hubiera otros seguratas, faltaría mas, dejar ahi a miles de personas en anarquía xD. Aún así me parece poco 2 para controlar una zona donde entra peña sin pagar. Vaya es que si estoy ahí y he pagado por mi entrada, ayudaría a los seguratas. No me entra a mi la gana que niñatos maleducados entren gratis, no siempre tienen que perder los honestos ¬¬

  5. LOL

    Joder pues mis colegas que fueron no les molo nada! dicen que tuvieron muchos fallos y que el que mejor lo hizo fue el kami…
    jajaajaja

    creo que habeis ido a conciertos distintos entonces xDDD

  6. admin Autor del artículo

    Está visto que para gustos los colores…

    Por cierto JP no dices nada del grupo local que actuó antes de pachamama, ¿Llegaste tarde?

  7. anonymous

    para mi fue epico lo de cpv!!! por cierto,en la foto se nos ve a un colega y a mi,como hormigas pero se nos ve por donde el escenario jajajaja!

  8. L.Pur

    Otro Prisma yo no tenia dinero para entrar y fui a ver si me podia colar, en efecto pude, y no mate a nadie, solo me puse a caminar en el momento adecuado. La cuestion es que, que mas te da que yo entre pagando o sin pagar si tu vas a ver el concierto igual? o hablas de “niñatos maleducados” que no tenian educacion contigo y te faltaban al respeto?
    sin acritud

  9. jesus sierra tornero

    joder tronco si tenias alergia al sol haber venido al chiringuito de las camis que estaba yo al frente, si hubo algo qe salio mal, por culpa del viento Jota no pudo usar los vinilos y en cuanto al publico aclarar que en cualquier recinto con entradas el máximo de capacidad se calcula teniendo en cuenta que la gente de pie tiene un espacio mucho mayor que el de estar apretujados, de ahi que en cualquier concierto aunque se venda todo siempre ahi hueco arriba, el tope eran 5000 facil que entraran 4200, entre que era agosto en madrid, la mala comunicación de Pinto y que actuarián en el Hipnotik fue un triunfo, por cierto todos los promotores que estaban esperando el resultado ya están quemando el telefono del Nenen para el próximo año, pero ojo solo grandes festis , nada de salas, como mucho un par de veranos más, ¿disco? algo se trama pero por lo que se lo más probable es que autoeditado

  10. admin Autor del artículo

    Estoy con L.Pur, si no puedes apoyarlo con tu dinero, está bien hacerlo al menos con tu presencia, siempre que no molestes a los que han pagado 😉

    jesus, está claro que si no hubiera sido agosto hubieran llenado. Autoeditado? Seguro que los “grandes sellos” se los rifan… sale mas rentable autoeditar que fichar por uno de los sellos importantes?

  11. desderado mc's

    sinceramente,fue la polla…llevava esperando la vuelta de cpv 10 años…llevo eskuchando rap desde el 93 kuando no era mas ke un mokoso…pero a dia de hoy kon mis 23 sigo amando y viviendo esta gran kultura…y puedo asegurar,aviendo estado alli presente,ke madrid volvio a retumbar de nuevo…ademas akel dia me lleve algo mas ke revivir mi infancia gracias a cpv…konoci alli a la ke hoy x hoy es mi novia…sinceramente gracias a cpv x volver…paz,amor y unidad ke asi enpezo todo…

  12. Pingback: » Reflexiones tras la vuelta de CPV : teRAPia Hip Hop Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>